La gestión de equipos

La mayoría de las empresas tienen mandos intermedios que cada vez asumen más responsabilidades. La figura del mando intermedio es clave en una compañía como eslabón de unión entre el equipo directivo y el resto de sus empleados. En este sentido, la persona que ocupa este puesto avanza hacia tener una perspectiva global del modelo de negocio, del cliente, del producto y de los procesos generales de la compañía.

Sin embargo, muchas compañías tienen un problema, y es la falta de formación en la gestión de quipos.

Se han hecho varios estudios desde los departamentos de RRHH en relación con estos mandos intermedios pues han despertado inquietudes entre sus responsables, ya que observan deficiencias como la de una falta de liderazgo en gestión de equipos, que impiden poder ascender a responsables de esos equipos. ¿Cuántos hemos visto esas situaciones?

Las nuevas exigencias en gestión de personas han puesto de manifiesto la capacidad de adaptabilidad tras la pandemia y la importancia de la formación en gestión de equipos. Y es que ese está poniendo muy de moda el liderazgo, pero antes se debería aprender a trabajar en equipo, y a aportar herramientas para mejorar la capacidad de trabajo en equipo y así ayuda a ir formando y desarrollando las carreras profesionales hacia ese progreso laboral que todas las personas quieren desarrollar.

Igual que se forman en dominar en las compañías un nuevo ERP, el conocimiento de un nuevo producto, el estudio de un nuevo mercado, ¿no es igual de importante formarse en habilidades y herramientas que mejoran el trabajo en equipo?

Desde BlueupTalent realizamos este tipo de formaciones y sabemos que los beneficios que aportan son:

  • a nivel individual: el sentir progresión y satisfacción laboral con tus funciones, ya que creces en ámbitos importantes de gestión
  • a nivel global: mejora el clima laboral, evita muchas veces conflictos y provoca mejores relaciones entre los compañeros.

Todo ello, está demostrado que repercute en la felicidad de los empleados y provoca que su productividad sea mucho mayor, además de evitar fugas de talento. Así que, como podemos observar se gana mucho ayudando a formarse en la gestión de equipos.

La gestión de personas es un área muy dinámica y requiere de una gran adaptabilidad a las nuevas situaciones que se nos van presentando en los últimos tiempos

Invertir en ello es fundamental en cualquier tipo de empresa.