DESTACADOS

Team Building y Eventos Presenciales

El Team Building (construyendo equipos) es una herramienta que permite desarrollar diferentes habilidades. La primera, y más evidente, es la del trabajo en equipo, ya que este tipo de actividades se han creado para que todos los involucrados participen. Pero hay muchísimas más, como liderazgo, capacidad de adaptabilidad, creatividad, orientación al logro, etc…

Muchas personas piensan que simplemente es algo lúdico, pero, sin embargo, los que nos dedicamos al área de desarrollo de personas y construimos este tipo de actividades, sabemos que nada más lejos de la realidad.

Estas actividades, están mucho más trabajadas y analizadas de lo que parecen, se adaptan para conseguir unos objetivos que están estudiados y decididos previamente. Los participantes podrán o no percibir la intencionalidad, pero eso es parte del encanto de estas acciones.

Poniendo un ejemplo, es muy diferente hacer deporte bailando cada uno por su cuenta, que tener un experto que coordine un grupo, para ponerles en forma. Cada uno, de forma individualizada, puede bailar a su manera, para divertirse y liberar estrés, pero es muy distinto si una persona preparada organiza una coreografía. Estudiará los ejercicios para trabajar la parte del cuerpo que se necesite, guiará y coordinará al grupo, corregirá posturas, además de tener criterio a la hora de elegir un baile u otro. Por eso, no es tan sencillo y no todas las actividades son un team building.

Si a esto añadimos que realizar actividades organizadas grupales fomenta la cohesión entre los participantes, tenemos beneficios por todas partes. La actividad es mucho más positiva que si se hace de manera individualizada y siempre mejora la interrelación entre los compañeros.

El Team Building ha tenido sus épocas de auge y de decadencia: en épocas de crisis se invierte menos en esta actividad, y no sólo por el coste, sino porque se considera que las personas están más ocupadas en sus tareas cotidianas. Sin embargo, está más que comprobado que este tipo de acciones son muy beneficiosas para la productividad en las empresas, ya que aumentan principalmente la motivación, resetean y generan buen ambiente.

Ahora mismo estamos en un momento de auge del Team Building, tras lo que hemos vivido con la pandemia. El desgaste que todos hemos padecido, el aislamiento producido por el teletrabajo, la falta de motivación y el desánimo en muchos trabajadores, se han convertido en la tormenta perfecta para que las empresas tomen cartas en el asunto y quieran revertir la situación, haciendo que los empleados hagan actividades diversas en grupo, vuelvan a interrelacionarse y recuperen el entusiasmo. Es el momento de hacerlo.

Por otro lado, aunque relacionado por la parte sociable que estamos comentando, está en la acción de acudir a eventos presenciales. Hay una gran cantidad de eventos presenciales en la actualidad, en empresas de todos los ámbitos y sectores. En mi caso concreto, estos últimos días tenía tantos a los que me parecía muy interesante asistir y que incluso se solapaban, que he tenido que seleccionar dos y descartar el resto, con pena de no poder ir a todos. Ya era hora de poder estar en contacto directo con las personas, con lo mucho que enriquece.

Tenemos ganas de hablar y de escuchar. Tenemos ganas de que compartan y de compartir cosas con los demás. Y mucho de esto no es lo mismo hacerlo a través de una pantalla. La conexión online ha sido un recurso muy válido durante la pandemia y la postpandemia, y lo sigue siendo para muchos casos, pero precisamente nos hemos saturado de ello y tenemos muchas ganas de volver al contacto directo, al cara a cara, al acercamiento a los demás.

Así que, desde aquí os animamos a mejorar y a divertiros a la vez, a superar situaciones pasadas y pasar además un buen rato, a mejorar la relación con los compañeros y reíros juntos. El Team Building es una buena herramienta para conseguirlo.

¿A ti te ocurre lo mismo, valoras estás actividades?  ¿las hacen en tu empresa?